Determinación del ángulo de contacto

Un aumento del ángulo de contacto implica un comportamiento más hidrófobo, repelencia al agua, una menor humectabilidad, impermeabilidad, superficies autolimpiantes y un coeficiente de fricción menor. Una disminución del ángulo de contacto supone aumento de las propiedades hidrófilas, mayor humectación, mayor adhesión y mejores aptitudes para el lacado y el pegado. Se consigue aumentar el ángulo de contacto mediante recubrimiento con plasma, gracias a la polimerización por plasma con gases monoméricos fluorados; en particular, con HMDSO. Se consigue disminuir el ángulo de contacto mediante limpieza con plasma, eliminando por completo todos los hidrocarburos separadores; sobre todo, aceites, grasas y desmoldantes. La activación con plasma permite disminuir el ángulo de contacto y aumentar la humectación, especialmente en sustratos no polares.

volver al glosario

+49 7458 99931-0

Póngase en contacto por teléfono con su experto

info@plasma.com

Escríbanos su duda

Solicitar oferta

Sabe exactamente lo que quiere