Superhidrófobo

En caso de ángulos de contacto inferiores a 90°, se produce al menos una reducida humectación de la superficie. Este estado sigue denominándose hidrófilo. Cuando el ángulo de contacto es superior a 90°, la cohesión dentro de la gota de líquido siempre es mayor que la adhesión a la superficie. Se trata de un comportamiento hidrófobo. Mediante polimerización por plasma, pueden crearse recubrimientos que posean características aún más repelentes al agua. En ellos, las gotas de líquidos conservan su forma esférica en la superficie: solamente se ven ligeramente aplanadas por la fuerza de la gravedad, no como consecuencia de ninguna humectación. Una superficie de este tipo se designa como superhidrófoba o, más raramente, como ultrahidrófoba.

Incluso las superficies de PTFE pueden volverse aún más hidrófobas por medio de recubrimiento con plasma:

volver al glosario

+49 7458 99931-0

Póngase en contacto por teléfono con su experto

info@plasma.com

Escríbanos su duda

Solicitar oferta

Sabe exactamente lo que quiere