Pintura antifricción

El coeficiente de fricción de muchos materiales puede reducirse recubriéndolos con pinturas antifricción especiales. Las pinturas antifricción están sujetas a requisitos muy específicos en cuanto a abrasión y adhesión, ya que están expuestas a fuerzas de fricción en el funcionamiento normal, y su desprendimiento o descamación provocaría pérdida de funcionalidad. Si se recubren piezas de plástico o elastómero con pintura antifricción, cabe añadir exigentes requisitos relativos a las propiedades elásticas de la pintura, a fin de que las deformaciones del componente no causen roturas en la pintura. Los elementos de sellado de elastómeros se recubren varias veces con pintura antifricción. Típicamente, estos elastómeros presentan un elevado coeficiente de fricción estática. Una consecuencia habitual de su uso es el efecto "stick slip" (movimientos a tirones), que puede impedirse con gran eficacia gracias a un recubrimiento con pintura antifricción.  Con frecuencia, la pintura antifricción presenta un coeficiente de fricción reducido porque cuenta con una proporción de fluoropolímeros (p. ej., PTFE). Para garantizar la adhesión necesaria de la pintura antifricción, casi siempre resulta necesario un tratamiento previo mediante limpieza con plasma y activación con plasma.

volver al glosario

+49 7458 99931-0

Póngase en contacto por teléfono con su experto

info@plasma.com

Escríbanos su duda

Solicitar oferta

Sabe exactamente lo que quiere