Óxido de aluminio

Óxido duro, de fórmula Al2O3, que está presente en diversas modificaciones; la de mayor dureza es el corindón. En las superficies de aluminio, al entrar en contacto con el oxígeno del aire, se forma espontáneamente una capa fina y transparente de Al2O3, que protege el aluminio contra una mayor oxidación. La anodización permite reforzar de forma artificial esta capa de óxido y, en consecuencia, su rendimiento de protección. Las superficies de Al2O3 pueden grabarse con plasma mediante bombardeo de Ar o con gases que contengan halógenos.

volver al glosario

+49 7458 99931-0

Póngase en contacto por teléfono con su experto

info@plasma.com

Escríbanos su duda

Solicitar oferta

Sabe exactamente lo que quiere