Recubrimiento en polvo

Procedimiento de recubrimiento de componentes conductores, normalmente metálicos. A diferencia del lacado, no se utiliza una pintura líquida, sino una pintura en polvo, que no necesita disolventes ni, por tanto, tiempos de secado. El sustrato se carga eléctricamente y atrae la pintura en polvo. En un último paso, el recubrimiento se calienta y se funde o reticula. El recubrimiento en polvo exige un tratamiento previo del sustrato para alcanzar una adhesión suficiente. Como tratamiento previo, puede recurrirse también a tratamiento con plasma.

volver al glosario

+49 7458 99931-0

Póngase en contacto por teléfono con su experto

info@plasma.com

Escríbanos su duda

Solicitar oferta

Sabe exactamente lo que quiere