Tereftalato de polietileno (PET)

Plástico de poliéster utilizado en grandes cantidades. Con frecuencia, se denomina simplemente "poliéster", aunque existan numerosos grupos de poliésteres. En particular, los tejidos de "fibra de poliéster" siempre están compuestos de PET. Además de las fibras textiles, otras dos aplicaciones del PET a gran escala son las botellas de bebidas de plástico y las láminas. Debido a su aplicación en masa, puede recogerse PET y clasificarse a la perfección para el reciclaje; además, puede volver a procesarse en gran medida, lo que lo dota de gran valor.  Casi un 50 % del material reciclado se reutiliza en forma de botellas de plástico, láminas o fibras textiles. El PET es parcialmente cristalino, con un grado de cristalización controlable en función de las condiciones de tratamiento. El enfriamiento repentino tras su moldeo provoca que el material quede prácticamente amorfo. Solo así pueden conseguirse las propiedades transparentes de las botellas de bebidas. El PET es polar y posee una elevada tensión superficial.  El PET guarda un estrecho parentesco con el PBT. El blend de ambos polímeros también resulta relevante desde el punto de vista económico. Mediante recubrimiento con plasma ,puede proporcionarse una capa hidrófoba a los tejidos de PET.

volver al glosario

+49 7458 99931-0

Póngase en contacto por teléfono con su experto

info@plasma.com

Escríbanos su duda

Solicitar oferta

Sabe exactamente lo que quiere