Polietileno

Plástico barato y muy difundido de la familia de las poliolefinas, con cadenas poliméricas lineales. Por lo general, se utiliza sin modificar ni rellenar. Gracias a ello, resulta fácil de reciclar e inocuo para la salud. Por este motivo, se emplea a gran escala en embalajes, incluso en envases de alimentos. Es tremendamente combustible y libera gran cantidad de energía (por ejemplo, petróleo). Al ser no polar, su tensión superficial es reducida. Antes del pegado, la impresión o el lacado, debe someterse a activación. A pesar de su sencilla estructura, existen grupos con características de material bien distintas. El primer rasgo distintivo es la masa molecular. En general, el PE forma moléculas gigantes, de entre 300 000 g/mol (LLDPE = Linear Low Density PE, polietileno lineal de baja densidad) y muchos millones de g/mol (UHMWPE = Ultra High Molecular Weight PE, polietileno de ultraalto peso molecular). Mientras que el LLDPE es un plástico a granel que puede manipularse sin problemas, principalmente por extrusión, la masa fundida de UHMWPE apenas se mantiene fluida, con lo que, en caso de peso molecular extremo, no permite extrusión ni moldeo por inyección. Por lo tanto, este material solamente se sinteriza, lo que provoca que la producción de piezas moldeadas resulte carísima. El UHMWPE todavía se utiliza, sobre todo, a causa de su magnífica resistencia a la abrasión. La resistencia del PE no es demasiado elevada, pero puede incrementarse enormemente mediante alargamiento; el resultado de esta acción radica en que las moléculas no solo se orientan, sino que también se estiran. De este modo, pueden fabricarse fibras textiles de extremada resistencia (Dyneema, Spectra).

volver al glosario

+49 7458 99931-0

Póngase en contacto por teléfono con su experto

info@plasma.com

Escríbanos su duda

Solicitar oferta

Sabe exactamente lo que quiere