Plasma frío

En la naturaleza (estrellas, rayos), el plasma está vinculado a muy altas temperaturas. También surgen temperaturas elevadas durante la generación de plasma por descarga de gas, a causa del flujo de corriente. Si se ioniza un gas por campos electromagnéticos de alta frecuencia, el plasma permanece frío o solo se calienta levemente. En el plasma frío, solamente están "calientes" los electrones libres, que, debido a su escasa masa, pueden seguir la frecuencia del campo de alta frecuencia. Los átomos, iones y radicales, de mayor peso, son demasiado lentos para seguirla también, de modo que, durante la excitación de alta frecuencia, apenas modifican su movimiento, que es lo que determina la temperatura.

volver al glosario

+49 7458 99931-0

Póngase en contacto por teléfono con su experto

info@plasma.com

Escríbanos su duda

Solicitar oferta

Sabe exactamente lo que quiere