Modificación de la tensión superficial

El aumento o la reducción de la tensión superficial (o energía superficial) de superficies sólidas representa una de las aplicaciones principales de la tecnología del plasma. Una tensión superficial elevada implica:

  • Una buena humectabilidad de líquidos. En consecuencia:
  • Una excelente adhesión de pinturas, tintas de impresión, adhesivos, medios de soldadura.
  • Propiedades de filtro favorables en materiales porosos.

Una tensión superficial reducida implica:

  • Repelencia al agua. En consecuencia:
  • Tejidos impermeables.
  • Superficies no contaminables y autolimpiantes.
  • Resistencia al ataque de líquidos reactivos.
  • Epilamización: prevención del desplazamiento de aceites lubricantes.

Se consigue una tensión superficial elevada por los siguientes medios:

Se consigue una tensión superficial reducida por los siguientes medios:

  • Recubrimiento con plasma de polímeros hidrófobos, en especial, utilizando monómeros de fluoruro como gas del proceso para formar capas similares a PTFE por polimerización, o bien utilizando HMDSO para formar capas similares al cuarzo por polimerización.

En el siguiente vídeo, se muestra el efecto de la activación con plasma sobre la tensión superficial.

volver al glosario

+49 7458 99931-0

Póngase en contacto por teléfono con su experto

info@plasma.com

Escríbanos su duda

Solicitar oferta

Sabe exactamente lo que quiere