Mejora de la adherencia

  1. La adhesión entre dos sustancias siempre debe mejorarse limpiando a fondo las superficies sólidas implicadas. La limpieza con plasma consigue, mejor que ningún otro procedimiento, eliminar impurezas tremendamente finas incluso en intersticios, destalonamientos y cavidades estrechos.
  2. Las superficies con tensión superficial reducida deben activarse para lograr una humectación satisfactoria. Algunos de los procedimientos apropiados para la activación son el flameado, el tratamiento de corona y el tratamiento con plasma. Solamente la activación con plasma es capaz de cubrir por completo cualquier componente, sin importar su geometría.
  3. Una mayor superficie logra una mejor adhesión. Para aumentar una superficie, deben emplearse métodos como el lijado, los chorros de arena, el grabado con plasma y los microchorros de arena. Los procedimientos mecánicos siempre dejan restos (polvo de lijado), lo que limita el efecto del aumento de la superficie. Los tratamientos con plasma consiguen ampliaciones homogéneas de la superficie, y el daño que le provocan es de una magnitud de 1 µm.
  4. Eliminación de capas de óxido mediante tratamiento con plasma.
  5. Aportación de una capa intermedia de agente adhesivo. Esto se consigue con iniciadores líquidos o mediante recubrimiento con plasma.
  6. Solamente es posible proporcionar adherencia al PTFE mediante grabado con soluciones alcalinas altamente agresivas o realizando un tratamiento previo en el plasma de hidrógeno.

volver al glosario

+49 7458 99931-0

Póngase en contacto por teléfono con su experto

info@plasma.com

Escríbanos su duda

Solicitar oferta

Sabe exactamente lo que quiere