Grafito

El elemento químico carbono, debido a sus 4 electrones de valencia, puede cristalizar en un gran número de formas. Una de sus formas más frecuentes en la naturaleza es el enlace hexagonal del grafito. Este mineral básico presenta una estructura en capas, cada una de las cuales puede extraerse con facilidad por despegado, fricción o escisión. Por lo tanto, pese a que su resistencia sea baja en perpendicular a la dirección de las capas, resulta muy elevada dentro de cada capa, y lo mismo sucede con la dureza. Esto implica que el material sea extremadamente anisotrópico, lo que también afecta a su conductividad eléctrica.

volver al glosario

+49 7458 99931-0

Póngase en contacto por teléfono con su experto

info@plasma.com

Escríbanos su duda

Solicitar oferta

Sabe exactamente lo que quiere