Fluoración

Debido a su sencilla fabricación y a la reducción de peso que conllevan, los plásticos van cobrando importancia en los distintos sectores industriales. Cuanto más simple es la estructura molecular, menores son los costes de la materia prima. Aun así, incluso en este tipo de plásticos, el tratamiento posterior suele presentar problemas, puesto que cuentan con una superficie no polar. Algunos procesos de fabricación industrial, como el lacado, el recubrimiento, el flocado, el pegado o la impresión, exigen una buena adhesión. Para posibilitar un enlace químico, resulta crucial disponer de una superficie polar. Durante la fluoración, se consiguen propiedades superficiales con un carácter altamente polar sin dañar el material de base. Los ensayos a largo plazo han demostrado que, a diferencia de los tratamientos conservadores, la tensión superficial se reduce en una proporción escasamente significativa incluso en caso de almacenamiento durante varias semanas.

volver al glosario

+49 7458 99931-0

Póngase en contacto por teléfono con su experto

info@plasma.com

Escríbanos su duda

Solicitar oferta

Sabe exactamente lo que quiere