Antiadherente

El objetivo de un tratamiento con plasma suele consistir en aumentar la adhesión de una superficie para permitir tareas de recubrimiento, pegado, lacado o impresión.
No obstante, el tratamiento con plasma también permite lo opuesto: reducir la adhesión de una superficie, incluso de forma radical. Esto se logra creando un recubrimiento antiadherente mediante polimerización por plasma en el plasma de baja presión. De este modo, se generan superficies hidrófobas o superhidrófobas (también denominadas "ultrahidrófobas"). Estas superficies poseen la característica de que no se humedecen, dado que, al inclinarse ligeramente, el agua se evacua enseguida, sin dejar restos. Asimismo, no se ensucian o se consideran autolimpiantes, puesto que las partículas de suciedad siempre quedan sueltas, con lo que se enjuagan con la propia agua, que tampoco se adhiere.

volver al glosario

+49 7458 99931-0

Póngase en contacto por teléfono con su experto

info@plasma.com

Escríbanos su duda

Solicitar oferta

Sabe exactamente lo que quiere